Luna de plata, falsa tierra de almendras y cacao con aroma de naranjas

Luna de plata, falsa tierra de almendras y cacao con aroma de naranjas

julio 05, 2010

La memoria y el acto de comer.


Mucho se habla de la memoria, de los recuerdos y la asociación de momentos que podemos relacionar mientras estamos sentados en una mesa. Por ejemplo un olor determinado nos puede traer el recuerdo de una zona, flores, bosque, personas. El aroma en un plato nos evoca el recuerdo a veces hasta familiar y de idiosincrasia. No siempre estos recuerdos son buenos, si tenemos un trauma desde niño con algún alimento al probarlo u olerlo nos traerá un recuerdo desagradable. Por ejemplo yo no puedo comer aceitunas solo olerlas me trae un mal momento que pase cuando niño que aun no supero.

El ser humano maneja 5 tipos de memoria (la auditiva, visual, olfativa, gustativa y táctil). Buscando en la web encontré una muy buena definición de lo que es la memoria: Es la capacidad de conservar y evocar mentalmente, hechos pasados, reconociéndolos como pertenecientes a nuestra experiencia anterior y localizándolo en el tiempo

Hace unos días estuvo en el restaurante una pareja cenando, esta pareja disfruto muchísimo su velada, el 2do plato que comieron fue una Lengua de res estofada a baja temperatura. La señora al conocer que era una lengua no quería ni probar el plato, luego de comerlo dijo que con este plato recordó una parte de su infancia y sobre todo a su mamá. Mientras que el señor comento que los aromas y sabores le eran muy familiares a los que usan en Portugal que es su país de origen.

Una de las cosas mas bonita que tiene el hecho de cocinar es producir estos recuerdos en los comensales.

3 comentarios:

El Oteador de los Mercados dijo...

Un post excelente.

Nelson Castro dijo...

Gracias por la visita, saludos

Flavores dijo...

coincido plenamente!