Luna de plata, falsa tierra de almendras y cacao con aroma de naranjas

Luna de plata, falsa tierra de almendras y cacao con aroma de naranjas

noviembre 14, 2008

Trabajando en Tenerife II

Ya el restaurante abrió ayer por la noche, aun estamos un poco en pruebas, función de cocina, menú, recepción de la gente. El servicio aquí en España es un poco diferente. el almuerzo de 1:30 a 3:30 mas o menos luego salimos descansamos entramos a las 7pm los comensales llegan de 8:30 a 11:30. Es un poco fuerte pero bueno allí vamos. El trabajo es diferente en todo sentido. Nosotros mismos fregamos, cocinamos, pulimos Bueno también por que estamos empezando pues personal aun es poco. La verdad no me quejo el trabajo ha estado muy bien.

El restaurant ofrece desayunos (bocadillos, tapas, dulces, bebidas) una pasteleria aparte que la hace una chica rumana-alemana. Ufff una pasada en esto de los postres.

Pronto tendré algunas fotos, platos y seguiré contando mas

4 comentarios:

Andreina dijo...

Bueno Nelson, creo que lo de lavar platos, pasar la "fregona", etc, etc, no es por lo nuevo del restaurant...te aseguro que eso sera asi siempre, muy distinto a lo que estamos acostumbrados aqui...y tambien me parece que el trabajo alla es mucho mas fuerte, verdad???
Mucha suerte, quiero ver fotos...

Nelson Castro dijo...

joder si que es fuerte Andreina. Claro pasar la fregona es normal en toda cocina, lueg0 de cada servicio, limpamos, meson, piso. Me refiero a que nos toca cocinar, fregar todos los cacharros, pulir , secar los platos, cubiertos. por ejemplo ahorita hicimos 25 cubiertos, cocinamos sacamos el servicio, tubimos qe fregar platos, cacharros, secar, pulir platos. es fuerte apagamos cocina a las 12 y salimos a la 1:30.
funcion de trabajo es totalmente distinta, diferente a venezuela. mañana pongo algunas fotos, esto cansadisimo y de paso salimos a tomar algunas cañitas.. saludos Andreina

Ramontxu dijo...

Nelson,
me alegro que después de tu primera mala experiencia con España ahora ya puedas hablar en otro tono de ella, siempre que llueve acaba por escampar.

Y veo que te adaptas perfectamente, cañitas después del trabajo, algunas costumbres no deben perderse jamás.

Nelson Castro dijo...

Hombre eso no puede faltar. Luego en la noche al cerrar la cocina, ir a por unas cañitas para relajarse es lo mejor que tiene España jajajaja..

Saludos